La cúrcuma y sus efectos sobre la Enfermedad de Crohm

3 Compartir

Colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn se integran dentro de las llamadas enfermedades inflamatorias intestinales (EII).

Esta enfermedad, entra dentro de las catalogadas como «dolencia importante que afecta al intestino delgado e intestino grueso”.

En clínica, la EII es tratada con antibióticos, esteroides e inmunomoduladores. Desgraciadamente, los tratamientos a largo plazo con estas medicaciones devienen en unos efectos secundarios que pueden, ocasionalmente, revertir los beneficios obtenidos.

Estudio de los efectos de la curcumina en la enfermedad de Crohn

Un estudio abierto evaluó la eficacia de la curcumina en 5 pacientes con proctitis ulcerosa y en 5 con enfermedad de Crohn.

Los primeros, recibieron 550 mg de curcumina dos veces al día durante 1 mes y 550 mg al día en un segundo mes. Se observó una disminución significativa de los síntomas y de los índices antiinflamatorios, en todos los pacientes.

En los pacientes con enfermedad de Crohn, la curcumina se administró a una dosis de 360 mg 3 veces al día durante un mes y luego 360 mg 4 veces al día durante otros dos meses.

Se observó una reducción de 55 puntos en el índice de actividad de la enfermedad de Crohn y reducciones en la velocidad de sedimentación de eritrocitos y PCR en estos pacientes

Es por ello, que la ciencia está estudiando de manera continuada la incorporación de nuevos agentes que sean efectivos a la par que seguros y con resultados benéficos sin atisbos de toxicidad para las personas. Y ahí interviene la cúrcuma.

Desde el descubrimiento del principio activo de la cúrcuma, la curcumina, miles de estudios con animales de experimentación han demostrado que la curcumina es eficaz en la prevención y mejora de la colitis ulcerosa y la inflamación.

Asimismo, ha habido un creciente interés por el papel de la curcumina en la EII, al demostrarse su eficacia en la mediación de los efectos inhibidores al colaborar en la eliminación de los radicales libres, aumento de los antioxidantes e influencia en múltiples vías de señalización, especialmente las quinasas y la inhibición de mieloperoxidasa.

La seguridad de la cúrcuma en su ingestión

Estudios de escalado de dosis han demostrado la seguridad de la curcumina en dosis tan altas como 12 gr/día durante tres meses.

Recordamos que la mejor manera de tomar cúrcuma es hacerla parte de nuestra cocina diaria. No obstante, y debido a los problemas en su absorción por nuestro organismo, se debe de tomar la cúrcuma junto con piperina, principio activo de la pimienta negra, y si es posible en un medio grasoso (añadiendo una cucharada de aceite de coco o de oliva). Con ello, mejoraremos la absorción de la cúrcuma por nuestro organismo hasta en un 2000%

Otras opciones mas sencillas son estas cápsulas de incluida y la más recomendable por su gran poder de absorción, este formato de cápsulas de cúrcuma que es la que llevo tomando desde hace años

Fuentes:

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3535097/

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19594223

2 comentarios en «La cúrcuma y sus efectos sobre la Enfermedad de Crohm»

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies