El importante papel de la cúrcuma en la artritis reumatoide

189 Compartir
[anuncio_b30 id=1]

Dolor, rigidez, problemas de movilidad, hinchazón en las articulaciones, son síntomas que podrían indicarle que padece de artritis reumatoide.

Síntomas de la artritis reumatoide

La artritis reumatoide  puede afectar a cualquier articulación, aunque se manifiesta de manera más común en las muñecas y dedos.

Los síntomas son el dolor, la inflamación, rigidez y con el paso del tiempo y pérdida de funciones  de las articulaciones.

La causa de la artritis reumatoide es desconocida, aunque se piensa que los genes y las hormonas pueden tener algo que ver.

El tratamiento de la artritis reumatoide, implica cambios en el estilo de vida y tratamiento medicamentoso. También pueden ser de gran ayuda las terapias complementarias que buscan el alivio del dolor, como: calor/frío, aromaterapia, homeopatía, acupuntura, masajes, ultrasonidos, etc.

Beneficios que aporta la cúrcuma en la artritis reumatoide

La cúrcuma es beneficiosa en los casos de artritis reumatoide, por su gran poder antiinflamatorio. Estas propiedades han sido documentadas durante siglos por los practicantes de la medicina Ayurveda.

Generalmente, el paciente de artritis reumatoide ha de tomar medicamentos Inmuno depresores durante el resto de su vida, para evitar que su propio sistema inmune le ataque en cualquier parte de su cuerpo.

El efecto principal cuando esto ocurre, es la inflamación. Cuando el sistema inmune ataca alguna de las partes del cuerpo activa ciertas citoquinas, y células del tejido atacado secretan una enzima llamada COX2. Por tanto, es muy importante detener la formación de la enzima COX2, origen del proceso inflamatorio.

Y ahí interviene la curcumina, principio activo de la cúrcuma: disminuyendo de manera significativa los niveles de enzima COX2.  Y en consecuencia, del resto de los procesos que originan el proceso inflamatorio.

Dosificación recomendada de cúrcuma para paliar los efectos de la artrosis

Por tanto, y esto es muy importante: «solo el consumo regular de cúrcuma y con una dosificación regulada (de 400 mg a 1000 mg, tres veces al día en la presentación en cápsulas; 0,5 a 1gr,»

También, y como hemos comentado en anteriores ocasiones, tomar la cúrcuma en compañía de piperina, principio activo de la pimienta negra. Y también en medios grasos (aceite de oliva, aceites vegetales), incrementa la absorción de los principios activos de la cúrcuma en un 200%

Pero no puedo dejar de recomendar la Curcumina líquida  con la que el poder de absorción es absolutamente superior. Con estas cápsulas eliminaremos el problema de absorción y podremos beneficiarnos de las propiedades de la cúrcuma en su máxima expresión.

De la misma manera que asumimos que debemos de tomar una medicación durante indeterminado tiempo, hemos de asumir que la cúrcuma ha de formar parte de nuestro modo de vida de ahora en adelante.

Ángel Montero -Técnico en dietética y nutrición-entrenador personal acreditado

3 comentarios en «El importante papel de la cúrcuma en la artritis reumatoide»

    • Hola, de cúrcuma en polvo puedes tomar hasta un par de cucharadas rasas -de 2 a 3 gramos-día, pero siempre, para que el organismo absorba la cúrcuma, en compañía de un poco de pimienta negra o en un medio graso (aceite de oliva). Esto es muy importante y muy fácil de hacer si lo incorporas a tus guisos o preparas la leche dorada (la receta está en el blog)
      Respecto a las pastillas y cápsulas, tomar las cantidades recomendada por el fabricante ya que la cantidad de principio activo es variable según marca y calidad

      Responder

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies