Tostas de gambas con cebolla caramelizada y cúrcuma

0 Compartir

Hoy te propongo esta receta de mini tostas de  gambas con cebolla caramelizada a la cúrcuma ya que es un gran inicio para cualquier comida.

Tostas de gambas con cebolla caramelizada a la cúrcuma

Para hacer las mini tostas de gambas  necesitarás:

  • Pan baguette que cortarás a la mitad cuadrándolo obteniendo superficies rectangulares de base sólida
  • Tuesta el pan ligeramente antes de montar la tosta, no lo llegues a dorar mucho.

El siguiente paso será:

  • En una sartén dorar una cebollita pequeña con un poquito de mantequilla (una cucharadita de café) y la cúrcuma (1 cucharadita de café) junto con un poquito de curry (espolvorea sobre la cebolla, es sólo para aportarle un toque)
  • Agrega también 1 cucharadita de café de azúcar blanco y 3 cucharaditas de café de agua.
  • Deja que la cebolla se caramelice, tostándola sin quemarla.
  • Cuando esté cocinada, retírala y ponla encima del pan, dejando algo de la salsa que quedó en la sartén.
  • Después, pasa las gambas ya cocinadas y peladas, por la salsa de la sartén y colócalas encima de la cebolla.
  • Tu tosta estará lista en menos de 10 minutos.

Normalmente las tostas de gambas o de cualquier otro marisco se acompañan de un vino blanco, semidulce o seco, pero si no bebes alcohol, puedes tomar un poco de mosto de uva blanco o un refresco de té blanco, son algunas de las bebidas que casan ideales con el plato y su sabor.

Las tostas como típico aperitivo español

Las tostas siempre se han posicionado en una categoría estrella en las mesas tanto de las cocinas familiares como en las de los restaurantes más cotizados y los bares más queridos.

Y es que las tapas, como no, son unos de los manjares más fáciles de preparar, son sencillos, exquisitos y permiten aprovechar al máximo el sabor de los ingredientes que utilicemos, creando atractivas propuestas con las que sorprender a los invitados.

En España, podrás verlas en cualquier bar, se componen de un trozo de pan plano, ligeramente tostado, con una textura crujiente (a veces hay preparaciones que no se tuestan demasiado) se napan con salsa o se ponen encima los ingredientes.

Cuando el pan no se tuesta nada, la tapa se llama montadito. Es típico tomar estas tapas con un buen refresco o un vino, siendo la sustitución de una comida, de carácter informal o como comienzo de la misma.

¿Por qué funcionan tanto las tapas?

A las personas les gustan las tapas porque son fáciles de comer, se terminan en un par de bocados y pueden disfrutar de varios sabores al escoger varias, son creativas y permiten socializar, compartiendo un buen rato con la familia o los amigos.

La presentación también influye, varios colores y percepciones en un bocado pequeñito, siempre es muy tentador y concentra también toda la magia de un solo plato.

El truco para realizar una buena tosta, como las tostas con gambas tan ricas, es saber combinar texturas y hacer contrastes de sabores. Una capa debe ser melosa y húmeda y la otra crocante y de sabor más fuerte. Se puede trabajar con el sabor agridulce, como este pollo a la miel,  y el salado, con el picante y el dulce etc…

Ángel Montero -Técnico en dietética y nutrición-entrenador personal acreditado

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies