Saltar al contenido
Cúrcuma y ajo negro

Salsas con cúrcuma: Korma y Bhuna, energía y poder en tu mesa

Salsas con Cúrcuma
Foto https://de.wikipedia.org/wiki/Datei:Navratan_Korma.jpg

Salsas con cúrcuma que te encantarán

Como ya sabrás a lo largo de estos artículos te hemos estado hablando de todas las valiosas propiedades de la cúrcuma, algo que seguro te habrá valido para adentrarte en el uso de esta increíble especie creando todo tipo de nuevos platos que enamoran por su color y suave paladar en compañía de tus ingredientes preferidos. Las salsas no sólo decoran sino que también adornan todo tipo de platos y recetas. Podrás usarlas para enfatizar un determinado  alimento así como hacer que aumente en jugosidad. La cúrcuma es una especia que combina con todo, podrás agregarla a tortillas, así como a verduras, salteados de woks, arroces y todo tipo de guisos. En este caso, voy a compartir contigo un par de salsas con cúrcuma que irán geniales con todo tipo de platos ¡manteniendo su función protectora, medicinal y calmante!

Variante de la Salsa Korma con leche de soja:

Esta salsa es ideal para acompañar todo tipo de panes a la plancha y al horno, galletas saladas y arroces. La salsa Korma real lleva leche de coco, aunque puedes hacerla con todo tipo de leches vegetales, como la de soja, avena o arroz. Se comienza salteando con un poquito de aceite una cebolla picada, cortada de manera muy fina. Después cuando la cebolla ha cambiado de color y se ha vuelto transparente, se agrega un bote mediano de concentrado de tomate. Cuando hayas removido bien esto, puedes agregar media cucharada de cúrcuma y otra media de cardamomo y jenjibre, junto con una cucharada de puré de ajo o ajo molido y otra cucharada de crema de cacahuete. Tras agregar un vaso de leche, hay que dejarlo reducir al menos durante 15 minutos. La textura debe quedar espesa pero no demasiado seca.

La salsa Bhuna es perfecta para tomar con las carnes de ave y pollo y también con diferentes tipos de panes y arroz Basmati, para hacerla tan sólo sofríe en una sartén dos cebollas no muy grandes cortadas de manera muy fina, con un par de pimientos picantes verdes y un par de dientes de ajo molidos o picados finamente. Cuando estos ingredientes se hayan tostado, puedes agregar dos tomates grandes bien maduros sin piel ni semillas, troceados en cuadraditos medianos. Agrega medio vasito de agua y también agrega sal, una cucharada y media de cúrcuma, otra cucharada y media de jengibre, otra de pimentón dulce y otra de cilantro. Vigila que los tomates vayan formando una salsa y que todo se cocine a fuego lento hasta que se forme una salsa espesa y hasta que haya reducido, necesitarás al menos 10-15 minutos.

Con la cúrcuma pura en polvo, además de las salsas con cúrcuma también  podrás preparar tu propio curry personalizado, agregando todo tipo de ajo molido, diferentes tipos de cardamomo molido negro o verde, chile triturado tanto rojo como verde, clavo molido o comino. Hay muchas maneras de prepararlo que no tiene por qué ser la ortodoxa y variarás sabores.

Salsas con cúrcuma

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!