Pudding de zanahoria y guisantes semi salado

monti
monti

Hoy te voy a proponer una receta excepcional, como puede ser el pudding de zanahoria y guisantes. Un plato semi salado que junto con los toques que aportan la cúrcuma y el jengibre te encantará.

Pudding de zanahoria y guisantes semi salado

Para preparar el pudding de zanahoria:

  • Primero, pon un par de zanahorias (para una ración) ralladas, previamente en una olla pequeña.
  • Agrega media cebolla mediana también rallada y pon una nuez de mantequilla.
  • Saltea todo bien hasta que la zanahoria haya perdido un poquito de líquido o tenga apariencia de haberse secado un poquito, al menos 5 minutos
  • Agrega una pizca de sal, 1 cucharada de café de cúrcuma y otra de jengibre. Pon también una pizca de azúcar.
  • Revuelve todo bien y agrega unas cucharadas de guisantes.
  • Sigue mezclando durante un minuto, cubre todo con leche de soja o leche de coco y deja que se consuma hasta conseguir una textura melosa como la de un risotto.
  • Cuando tengas el pudding de zanahoria y guisantes semi salado, con cúrcuma sírvelo encima de una tosta o un pan estilo pita o chapati.

Con estos tipos de panes planos lograrás una combinación ideal, ya que podrás disfrutar de toda la textura del pudding no compitiendo en sabor, algo magnífico.

Puedes variar la receta del pudding de zanahoria y agregar un poquito de chile o guindilla si te gusta la comida picante, omitiendo esa pizca de azúcar. También puedes sustituir los guisantes por cebolleta, de todas las formas será ideal.

Propiedades de la zanahoria para la salud

La zanahoria es una gran apuesta para tu dieta. Siempre te habrán dicho (y seguro recordarás) que son buenas para la vista, pero la realidad supera a la leyenda urbana y es que es mucho mejor, ya que este alimento cotidiano ayuda a:

  • Previene el cáncer
  • Estimula la regeneración de las células y combate la oxidación de las mismas, cuidando los tejidos epiteliales de la boca así como el interior de los tejidos del pulmón y los órganos de la vista
  • Mejora la circulación y fomenta la buena salud de la piel, protegiéndonos de los rayos fuertes del sol y su acción nefasta sobre la piel, potenciando también el color moreno de la misma.

Como ves, ¡salud y bronceado bonito y duradero! ¡Ya no tendrás que recurrir tan sólo al tomate para cuidarte este verano!

Te sorprenderá saber que las zanahorias contienen una pequeña fuente de hierro, lo que las hace un súper alimento para acompañar a las lentejas y a todo tipo de arroces, creando proteínas también de alta calidad.

En cuanto a la cúrcuma, no vamos a repetirnos en ensalzar los beneficios que tiene para nuestra salud esta especie de color oro

¿Cómo se puede cocinar la zanahoria de una manera sana?

Los mejores métodos de cocinado de la zanahoria son a la plancha cortándolas en una juliana fina, al vapor, en papillote, al horno y también al wok, salteándolas de manera ligera, y por supuesto el pudding de zanahoria y guisantes que te proponemos.

Son muy buenas también para comer crudas, si las preparas como crudités, en compañía de salsas de yogur finas.

También ralladas son una excelente opción por lo que no dejes de consumirlas cuando tengas la necesidad de hacer una ensalada o una preparación para un guiso o salteado.

Ángel Montero -Técnico en dietética y nutrición-entrenador personal acreditado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Información adicional: Puedes encontrar información adicional sobre la protección de datos en nuestra política de privacidad