Galletas saladas al horno con cúrcuma

[anuncio_b30 id=1]

Galletas saladas o el beneficio de tomar snacks naturales

Hay muchas maneras de comer un snack sano, hoy por ejemplo te hablaré acerca de cómo realizar unas ricas galletas saladas al horno esta vez con cúrcuma. ¿Quieres aprender a realizarlas?

Galletas saladas al horno con cúrcuma y queso

La primera receta que voy a compartir contigo es la de las galletas saladas al horno con cúrcuma y queso.

Quedan deliciosas y no tienen nada que envidiar a las galletas y cortezas compradas, además te beneficiarás de las propiedades de la cúrcuma, proporcionándote un remedio efectivo para evitar las infecciones así como las inflamaciones. ¡Utilizar un colorante natural también es todo un placer, ya que no estarás ingiriendo ningún conservante artificial!

  • Primero, mezcla en un bol 320 gramos de harina con 150 gramos de mantequilla, agregando una cucharada de cúrcuma y media cucharada de jengibre en polvo.
  • Agrega también un poquito de paprika o pimentón algo picante
  • sal
  • 1 sobre de levadura
  • 1 chorrito de leche
  • un buen puñado de queso rallado (el que más te guste)
  • Amasa bien hasta que obtengas un bollito elástico y brillante.
  • Una vez tengas el bollito, aplana la masa hasta conseguir varias láminas finas de 1 cm de grosor que dejarás reposar al menos 40 minutos.
  • Una vez pase el tiempo, corta la forma de las galletas con un cortapastas y hornea a 200º durante 10-15 minutos.

Galletas saladas al horno simples con cúrcuma

Las galletas saladas al horno simples con cúrcuma, son la misma receta que la anterior, con la modificación de que no llevan queso.

Las galletitas sencillas puedes hacerlas del grosor que quieras (a más tamaño más tiempo de horneado) y con la forma que desees.

Puedes variar también la receta, agregando todo tipo de hierbas aromáticas así como especias, hay personas que incluso le ponen granitos de sal Maldon antes de hornearlas, creando así un aperitivo muy especial.

Incluso si no te gusta la forma de galleta, siempre podrás optar por los palitos, que serán muy fáciles de comer tanto de snack como de acompañamiento para las comidas.

Las galletas caseras de este tipo, se guardan perfectamente durante 2-3 días en un ambiente seco y con poca humedad.

Otro truco es agregar a la masa un poquito de salsa de tomate, de esta manera crearás unas galletas aromatizadas con el tomate y encantadoras, si te gustan los aperitivos salados.

Para las personas que no pueden tomar mucha sal, bastara con que agregues un poquito de especias variadas, como los botes de hierbas provenzales, que además de aportar sabor, agregará un aroma que te cautivará.

Si no eras adepto/a a realizar galletas en casa, ¡ahora apostarás por ellas! También puedes agregarles todo tipo de toppings, aunque no es necesario, las personas que no son veganas, podrán crear con bacon, unos chips salados y  crujientes con los que servir de manera decorada las galletas, uniendo cocina y diseño. ¡Ideal!

Ángel Montero -Técnico en dietética y nutrición-entrenador personal acreditado

monti
monti

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Información adicional: Puedes encontrar información adicional sobre la protección de datos en nuestra política de privacidad