El ajo negro y la intención de este blog

0 Compartir
[anuncio_b30 id=1]

El ajo y el ajo negro y la intención de este blog

Desengañémonos, porque realmente nada se sabe de los mecanismos de los medicamentos. Tan solo que actúan, pero en la mayoría de los casos no.

Lo que era un agente de curación, se ha convertido en un medio para huir y contrarrestar todo aquello que nos causa dolor, preocupaciones y malestar.

La naturaleza del medicamento ha cambiado, pasando de ser un agente curativo a ser un agente paliativo. ¿Cómo dejar de creer en las promesas de un milagro?

Se ha llegado a creer que los medicamentos en particular y la ciencia en general, barrerían todas las miserias de la humanidad. Pero hace tiempo que los hombres de ciencia, los médicos y farmacéuticos comenzaron a desengañarse.

La medicina natural –afirma el doctor Vander–, parte del punto de vista que “la salud es el estado natural del hombre y que las enfermedades aparecen”.

Cree además,  que “la mayoría de las dolencias, aunque diferentes en sus manifestaciones nacen de una causa común: una vida antinatural, una higiene deficiente y de una violación constante de las leyes naturales”

Un dolor de cabeza puede desaparecer con un calmante, pero eso no hace más que aliviar los síntomas producidos en un origen que ocultamos tras ese medicamento, olvidando y alejándonos del tratamiento del dolor de cabeza que es lo que realmente hay que tratar para obtener una curación real y definitiva.

Un remedio que data de hace 5000 años

Oriundo de Asia, el ajo llegó al Próximo Oriente hace al menos 4000 años. El ajo fue en su momento administrado como tónico por los egipcios a los obreros que trabajaron en la construcción de las pirámides de Gizeh.

Heterodoxo contaba en sus libros que “el coste aproximado de ajos y cebollas que consumieron los 100.000 obreros que durante treinta años participaron en la construcción de la Gran Pirámide de Khufú  fue de 160 talentos, o sea 8 millones de pesetas, unos 48 mil euros”.

Propiedades del ajo

  • Estomacal
  • Antiespasmódico
  • Carminativo
  • Antiséptico
  • Intestinal profiláctico contra la disentería amebiana
  • Colérico y colagogo
  • Diurético
  • Expectorante
  • Febrífugo
  • Regulador de la tensión (el descenso de la presión sanguínea en hipertensos y arterioescleróticos se logra sin efectos secundarios y con carácter no tan efímero como otros hipotensores.

“Quien come ajos…”

“Quien come ajos rábanos y morcilla, en la boca los tiene todo el día”.

Olor persistente e incluso repugnante ya que su olor es excretado a través de la orina, el sudor y el aliento, sin comentar sobre los gases intestinales.

Ello hace que el ajo sea desechado de nuestra alimentación diaria siendo utilizado como potenciador del sabor en nuestra cocina en poca cantidad, y a menudo cocido.

Ya lo decía Victoria Beckhan : “España huele insoportablemente a ajo”. Realmente el ajo tiene un olor muy fuerte y para algunas personas huele de manera muy desagradable.

A quien come ajos no le molesta el olor de los demás que lo hacen. Eso está muy bien en familia pero para hacer vida social es inadecuado

 El ajo negro o Black Allium

El cambio de color y textura así como la potenciación de sus cualidades está producido por la fermentación de los bulbos de ajo blanco entero a temperaturas de 65º a 80º en un ambiente de humedad controlada durante un mes.

Después de esto, aún no está listo para consumir debido parece ser a que el sabor sería demasiado suave, y por ello, para lograr un sabor dulce similar a la ciruela, el ajo fermentado se deja oxidar en una habitación limpia durante otros 45 días.

“El olor acre y picante característico del ajo queda eliminado en este proceso” –dice la Sra. Gim Noi, responsable de la fabricación en China–. “El ajo fermentado tiene más beneficios que la variedad común”.

Estudios y opiniones de distintos investigadores en Singapur, afirman que mejora la circulación sanguínea al aumentar los niveles de antioxidantes –sustancias que pueden proteger las células contra el daño causado por las moléculas conocidas como radicales libres; los radicales libres pueden conducir a enfermedades del corazón, las arterias bloqueadas y el cáncer.

Conclusión

Los beneficios y las propiedades del ajo son conocidas desde hace miles de años y han formado parte de la prevención de las enfermedades y su tratamiento.

Si hace 4000 años era suministrado a trabajadores que se encontraban bajo condiciones extremas, por algo era.

Ya no hay excusa para introducir el ajo en nuestra dieta diaria ya que no interfiere en nuestra vida social y los cánones establecidos.

El sabor picante y profundo del ajo se convierte en un sabor unami –que significa sabroso–, al juntarse con los otros cuatro sabores básicos: dulce, ácido, amargo y salado.

Y si quieren de forma más cómoda, hagan como yo: una tostada de pan con un chorrito de aceite de oliva virgen y tres dientes de ajo negro extendidos sobre él y ya está.

Y si quieren tomar un desayuno completo, poner encima un huevo frito y  veréis lo satisfactorio que resulta al menos por dos motivos: porque es un manjar, como los huevos con trufa, y porque es un manjar llenos de propiedades saludables.

El ajo negro y la intención de este blog

Esta no es una página de recetas “al uso” porque tratamos de difundir: primero sus propiedades, tanto en la medicina tradicional como en la moderna y posteriormente, lo fácil que resulta incorporarla a nuestra dieta diaria a través de menús habituales.

“Tampoco tenemos relaciones ni intereses con ninguna comercial de este producto y por supuesto, tampoco vendemos. Nuestro interés tan solo radica en la difusión de las propiedades de un superalimento, el ajo negro, que puede sernos útil a cualquiera de nosotros en cualquier momento”

Ángel Montero -Técnico en dietética y nutrición-entrenador personal acreditado

2 comentarios en «El ajo negro y la intención de este blog»

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies