Crema pastelera vegana con cúrcuma

0 Compartir

Una idea para postre sano con cúrcuma

La crema pastelera a mi entender, es una de las cremas más apreciadas en la repostería, aunque como casi toda la repostería tiene su parte inconveniente: los azucares, las grasas, las calorías y sobremanera la diferencia existente entre el uso de la gelatina y el agar agar. Veamos como hacer la crema pastelera vegana y natural.

La gelatina es una mezcla de péptidos y proteínas producida por hidrólisis parcial del colágeno extraído de la piel, el hueso hervido y molido, las pezuñas, huesos, tendones, órganos y vísceras de ganado vacuno, porcino, equino y avícola.

El agar agar, sin embargo  es una de las algas más usadas, tanto en su forma de alga como disuelta para gelatinizar recetas.

  • Contiene una gran riqueza de yodo y otros oligoelementos
  • Contiene mucha fibra, por lo que es una buena aliada en caso de estreñimiento o cuando se sigue una dieta de adelgazamiento. Tiene un sabor neutro que se adapta al sabor del resto de alimentos con los que se combine
  • Es la base para elaborar gelatina vegetal muy saludable, pues confiere una textura bastante especial a las recetas, ya sean saladas o dulces.

Ingredientes de la crema pastelera vegana y natural

  • 1 litro de leche vegetal que puede ser de avena, de avellana, de espelta, arroz…
  • 2 gr de agar agar ( una cucharadita rasa)
  • Peladura de limón ( no más de ½ limón)
  • ¡/2 cucharadita rasera de cúrcuma para dar color
  • 20 gotas de esencia de vainilla
  • Canela
  • Stevia para endulzar

Elaboración de la crema pastelera vegana con cúrcuma

  1. Mezclar la bebida con el agar agar y cocinar a fuego lento removiendo constantemente
  2. Añadir el resto de los ingredientes: la peladura de limón, la canela, la vainilla, la cúrcuma y la estevia u otro endulzante si lo desean
  3. No dejar de remover hasta llevar a ebullición
  4. Retirar del fuego, dejar enfriar y eliminamos las cortezas de limón
  5. Espolvorear con la canela

Como veis es una crema pastelera vegana fácil y sana que puede estar acompañada de galleta (como las natillas), añadirle cereales tostados, caramelo líquido o simplemente “tomarlo tal cual», cómo yo lo hago

La cúrcuma y sus cosas

La cúrcuma está presente en la cocina desde hace miles de años y  sin embargo, sigue sorprendiendo a quien investiga su relación con nuestra salud y los beneficios que nos aporta.

En este enlace podréis encontrar  una lista no exhaustiva de los efectos de la cúrcuma sobre distintas partes de nuestro organismo y su incidencia sobre distintas enfermedades.

Distintas sustancias están asociadas con dichos beneficios:

Tres curcuminoides diferentes:

  • Curcumina
  • Bisdemethoxycurcumin
  • Bisdemethoxycurcumin

Diferentes aceites volátiles:

  • Tumerone
  • Atlantone
  • Zingiberone

¿Qué cantidad necesitamos de cúrcuma?

En la India esta especia forma parte de la alimentación diaria y por ello, la ingesta alcanza a menudo  la cantidad de 1-2 gr. diarios, o sea, aproximadamente una cucharadita.

En ocasiones, cantidades más bajas como por ejemplo 50mg de cúrcuma diariamente por un período de varios meses se han vinculado con grandes beneficios para la salud

¿En que nos beneficia?

La curcumina, principio activo de la cúrcuma, es un polifenol con notables beneficios en nuestra salud al regular la inflamación, la oxidación celular, los niveles de azúcar, los niveles de grasa en la sangre y los niveles cerebrales del ácido graso omega-3, el DHA

Disminución general del riesgo de cáncer

La gran mayoría de los estudios sobre esta enfermedad y la cúrcuma se ha realizado en ratas y ratones teniendo en común  la consistencia de los hallazgos y el diverso número de mecanismos que permiten reducir el riesgo de cáncer en ratas y ratones. Estos mecanismos son:

  • Mecanismos anti-inflamatorios
  • Mecanismos relacionados con las enzimas
  • Mecanismos de señalización celular
  • Mecanismos del ciclo celular

Todos estos mecanismos tienen posibles impactos sobre los distintos tipos de cáncer, y todo ello por la ingesta de curcumina. Todos los estudios realizados en animales están basados en el estudio de diversos tipos de cáncer y entre ellos:

  • De próstata
  • De pulmón
  • Páncreas
  • Colon
  • Cuello uterino
  • Mama
  • Boca
  • Lengua
  • Estómago

Beneficios cardiovasculares

La inclusión de la cúrcuma en nuestra alimentación diaria puede ayudar a regular los niveles de grasa en nuestra sangre después de una comida.

Los estudios demuestran que la actividad de ciertas enzimas puede ser inhibida por la incorporación de la cúrcuma en nuestras recetas, disminuyendo los niveles de triglicéridos sanguíneos después de la comida.

En los estudios, la cúrcuma ha ido acompañada por otras especias como el jengibre, la pimienta negra, la canela y el clavo de olor.

Uno de los sorprendentes resultados ha sido el tipo de actividad que realizaron los sujetos después de la comida: cuando permanecieron relajados después de las comidas, se observaron niveles bajos de triglicéridos y en cambio, quienes hicieron actividades estresantes, los niveles de triglicéridos no se redujeron. Importante permanecer relajados durante un tiempo después de las comidas.

Los efectos antiinflamatorios y antioxidantes de la curcumina se han asociado con una regulación de la presión arterial y por tanto, disminución del riesgo de distintas enfermedades cardiovasculares. También hay estudios en que se han observado reducción del colesterol.

Selección de la cúrcuma y compra

La cúrcuma se encuentra ampliamente disponible en tiendas y supermercados, así como en tiendas especializadas de hierbas secas y especias, bien en polvo o en cápsulas para quien el sabor de la especia no sea de su agrado.

Respecto a la compra en polvo es recomendable que esta venga envasada y orgánica, a fin de controlar su composición que en la venta a granel es más complicado a no ser de un sitio de confianza.

Otro lugar para encontrar la cúrcuma es en tiendas asiáticas ya que ésta forma parte de su alimentación diaria.

Cómo tomar la cúrcuma

Los expertos aconsejan el uso en la alimentación diaria ya que de esa manera se aprovechan más sus propiedades. Si es posible, trata de unirla a un poquito de pimienta negra ya que ésta potencia sus efectos.

En el caso de añadirla a nuestros guisos, conviene hacerlo al final de la cocción, antes de apagar el fuego  para que todos sus principios activos se mantengan.

Ángel Montero -Técnico en dietética y nutrición-entrenador personal acreditado

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies