Saltar al contenido
Cúrcuma y ajo negro

Compota de mango con cúrcuma, un postre ideal

Compota de mango con cúrcuma
Compota de mango con cúrcuma

Compota de mango con cúrcuma, genial para acompañamiento de elaboraciones saladas y como postre

La compota de mango con cúrcuma, es un plato ideal para servir con aves de corral a la plancha pero también como postre. Bien hecha, es delicada, aromática y encanta a todo tipo de personas, amen o no las frutas o el dulce.

El mango, es preferible que lo compres muy maduro y que sea dulce, no astringente. Si está todavía verde, déjalo madurar en casa al lado de unas manzanas y plátanos. Lo hará antes.

Como hacer la compota de mango con cúrcuma

Para comenzar a realizar la compota de mango con cúrcuma, trocea bien el mango ya pelado, en trocitos pequeños (necesitarás al menos 3 mangos) y pon esos trocitos en una olla, con al menos una taza de azúcar moreno de caña.

Puedes agregar un hilo de jugo de lima o limón o incluso sustituir el azúcar por miel. Coloca dentro, una cucharada de cúrcuma, así como un par de semillas de cardamomo y una pizca de jengibre molido. Añade también un poquito de agua y deja que todo se cocine a fuego lento, al menos 18-25 minutos sin parar de remover de vez en cuando.

Obtendrás una compota fina,  aromática, única, también para untar en bollitos de pan o brioche como si fuera una mermelada. Antes de servirla, retira las semillas de cardamomo y comprueba que está en el punto exacto de azúcar.

Los beneficios del mango

El mango es una fruta ideal para las personas que tienen el hígado cargado, pero también para personas estreñidas. Tiene mucha fibra, así como vitamina A, vitamina C y varios antioxidantes. Te ayudarán a prevenir inflamaciones el hígado así como las dolencias cardíacas, y también te ayudará a adelgazar.

Es bueno para las mujeres, además, que sufren de cólicos antes de tener su menstruación, pero también para combatir la anemia. Intenta proporcionárselos a toda la familia, ya que también ayuda a que los huesos se mantengan fuertes, genial para evitar la descalcificación. Esto es excelente, por ejemplo, para las mujeres en etapa de la menopausia pero también para las personas mayores.

Puedes hacer muchas versiones de la compota de mango con cúrcuma. Algunas personas aman agregarle piña bien madura, así como melocotón amarillo o rojo maduro. Otras personas les agregan arándanos, o incluso podrás servirla en copas, añadiendo queso crema o requesón batido en capas.

El queso descremado batido le aportará untuosidad y un cierto toque amargo, que será fascinante en combinación con la fruta azucarada.

Este tipo de postres son recomendados para niños que evitan los productos lácteos, ya que con algo dulce, tomarán de manera más fácil el postre. (El único cambio es que para ellos, sobre todo si son muy pequeños, habría que eliminar la cúrcuma)

También para las personas mayores es ideal, ya que el calcio sigue siendo uno de los nutrientes especiales y esenciales en sus dietas, sobre todo los descremados y sin azúcar.

Como ves, el mango puede llegar a ser muy versátil y a combinar con todo. Tan sólo hace falta que pongas a prueba tu creatividad.

Y como supongo que habrás quedado satisfecho/a, ahora te vendrá genial un té con cúrcuma que te ayudará a relajarte y dormir 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!