Cocina agridulce: ¡ pollo a la miel con cúrcuma !

0 Compartir

Hoy, dentro de la cocina agridulce, vamos a ver una receta de pollo a la miel con cúrcuma en la que acompaña como protagonista la cúrcuma, la cual, además  de proporcionar un estupendo y especial sabor añade excelentes propiedades a este plato ya de por sí fuente de salud.

Los sabores agridulces en la cocina

Los sabores agridulces son unos de los más placenteros para el gusto ¿lo sabías? Diversos estudios de salud ya han comprobado como la lengua tiene sectores divididos de reconocimiento del sabor, teniendo su zona asignada para los sabores amargos, para los dulces, para los salados…

Se identifica a los picantes como adictivos y a los agridulces como los más atractivos, siendo los que despiertan a la mayoría de papilas gustativas.

Además, producen mayor salivación lo que hace que la comida sea mucho más placentera y que la digestión se haga mejor, aumentando también el apetito. Como ves, ¡unas reacciones muy interesantes!

Los sabores que combinan alimentos agrios y dulces, te ayudarán además a animar a las personas que tienen poco apetito.

Si te pasa en casa, prueba a servir siempre una guarnición de ensalada con vinagre de manzana y tomates bien maduros (ya crea el efecto de agrio-dulce por sí solos) o unas verduras a las que les hayas agregado en su salteado azúcar y vinagre a partes iguales así como sal. Notarás la diferencia.

Pollo a la miel con cúrcuma

Si sueles consumir pollo y quieres probar a cocinarlo de una manera original, hoy aprovechando la utilización de los sabores agridulces, te voy a recomendar el pollo a la miel con cúrcuma.

Las personas que no estén acostumbradas a realizarlas o que no coman carne, podrán sustituirlas por el seitán o el tofu, creando una receta de gran valía nutricional sin perder proteínas (cambiándolos sólo por aquellas de origen vegetal) también puedes agregar una pizca de curry, una cucharada de café, aunque no es indispensable.

Receta de pollo a la miel con cúrcuma

  • Primero tienes que lavar y retirar las pequeñas pieles o tendones de unas pechugas de pollo, trocéalas después en pequeños bocados como los de un nugget.
  • Marínalas (para dos pechugas y al menos 400-500 gramos de carne) con 3 cucharadas y media colmadas de miel, 2 cucharadas de mostaza y una de cúrcuma así como media cucharada sopera de ajo en polvo.
  • Mezcla todo bien y deja reposar en la nevera al menos 2-3 horas, antes de cocinar.
  • Una vez hayan adquirido todo el sabor de estos condimentos, ponlo en una sartén o plancha y deja que el pollo se selle sin quemarlo por todos los lados, removiendo sin parar con un chorrito pequeño de aceite (vegetal o de oliva, según te guste)

Para terminar de cocinar el pollo a la miel con cúrcuma

  • Agrega un chorrito de leche de coco o leche de soja hasta cubrir y deja que reduzca, formándose una salsa espesa.

El pollo a la miel con cúrcuma puedes servirlo con unas patatas salteadas bien doradas, aunque también le va bien el arroz, recuerda servir la ensalada que te comenté al principio y podrás probar por ti mismo/a como este truco funcionará en casa.

Puedes realizar la receta tanto con pollo como con pavo, ya que son dos carnes magras que se cocinan de manera fácil.

La cúrcuma le aportará mucha personalidad y junto con la mostaza crearán la combinación perfecta. ¿Lo cocinarás? ¡Coméntanos y comparte!

Ángel Montero -Técnico en dietética y nutrición-entrenador personal acreditado

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies