El ajo negro no es ayuda para dormir

monti
monti

Desde hace bastante tiempo, tengo por costumbre tomarme tres dientes de ajo por la mañana en ayunas.

Hasta la aparición del Ajo Negro, cortaba los dientes del ajo común muy picaditos de tal manera, que llenaba la cuchara y acompañando para empujar con un buen trago de leche o zumo, me los tragaba «como un pavo», no viendo perjudicado mi aliento con el olor característico del ajo, que por cierto me encanta, pero ante una jornada de trabajo en la calle, no procede.

Desde mi descubrimiento y la facilidad para comprar el Ajo Negro, como decía, sigo tomando en ayunas los tres dientes de ajo habituales, pero ahora paladeando el sabor especial del ajo negro.

Por qué el ajo negro no es ayuda para dormir

Todo esto viene a cuento, porque ayer se me olvidó tomarme mi dosis de la mañana en ayunas, cosa que cuando me di cuenta ya era tarde y me molestó bastante por varios motivos: por haber sido tan olvidadizo y porque noté falta de energía durante el día. Posiblemente sea psicológico, pero así fue.

Así que haciendo caso omiso al aviso de precaución por los efectos de insomnio que puede causar, ya que su energía dura ocho horas, pues ni corto ni perezoso y con afán de no perder ni un solo día las bondades de tan preciado alimento, me tomé mis tres dientes de ajo negro, hacia las ocho de la tarde, cuando llegué del trabajo…

Y no pegué ojo en toda la noche. Pero nada de nada. Ni una hora, ni media, nada. Por la mañana antes de irme al trabajo, me tomé mi dosis habitual de tres dientes, y la verdad, estuve bastante bien por lo menos hasta media tarde.

Así que ojo con las advertencias de no tomar ajo negro dentro de las cuatro o cinco horas anteriores a acostarse, porque son ciertas y no pegarás ojo.

Así que mejor si deseas ayuda para dormir, y que sea además natural, lo mejor es tomar media hora antes de acostarse melatonina natural, que al fin y al cabo es una ayuda para dormir natural.

Si además, tienes la buena costumbre de NO utilizar el teléfono móvil ni otro tipo de pantalla que perjudique la inducción a la fase REM que es la fase de sueño profundo, por alteración de la secreción de melatonina, la hormona del sueño.

Ángel Montero -Técnico en dietética y nutrición-entrenador personal acreditado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Información adicional: Puedes encontrar información adicional sobre la protección de datos en nuestra política de privacidad