El ajo negro en cremas frías

0 Compartir
[anuncio_b30 id=1]

El ajo negro en cremas frías

Las cremas frías, solución para todos los paladares

Si estás buscando un bocado muy apetitoso que te sirva para calmar el tiempo caluroso del verano, no dejes de apostar por las cremas frías para servir como primer plato.

Todas ellas se elaboran con vegetales frescos y son muy sanas también para la salud, teniendo como prioridad el llenar tu organismo de vitaminas, manteniendo también un menú bajo en calorías.

Las más conocidas con el gazpacho, así como el salmorejo y todo tipo de cremas de puerro, apio o zanahoria. También destaca la sopa de tomate, una de las preferidas tanto en verano como en invierno, creando aperitivos extra deliciosos y muy efectivos para saciarte.

Si  además quieres añadirle un extra de propiedades extraordinarias para tu organismo no olvides de darle ese toque especial a tus cremas frías con el ajo negro.

Tipos de cremas frías a las que puedes añadir el ajo negro

Las sopas de tomates, hazlas tan sólo con:

  • Tomates frescos pelados y sin semillas, bien maduros
  • Puedes agregar una ramita de apio, así como un par de hojitas de lechuga y pepino.

Se celebra como una sopa fría increíble, ideal para acompañar a todo tipo de arroces, pastas y platos secundarios como la carne y el pescado o los sucedáneos vegetales.

El ajo negro en los salmorejos bien fríos, son otras de las soluciones más queridas, ya que se podrán realizar con todo tipo de tomates, creando ahora alternativas más nuevas realizadas a base de pimientos de piquillo con incluso ¡fresas!

Con estos juegos de cocina se presente buscar una imagen diferente con ingredientes que nada tienen que ver los unos con los otros.

Hay otras personas que siguen apostando por las cremas frías de champiñones o espárragos:

  • Tan sólo tritura los ingredientes principales y un par de dientes de ajo negro con un poco de leche, agua y espesante, que se lo aportará el arroz o la patata por su fuerte almidón.
  • Si escoges la de espárragos, no te olvides de agregar en el último momento almendras picadas molidas.

Puedes agregar nata o leche según el resultado que quieras adquirir y según las calorías que vayas a consumir, las personas que están en una dieta, preferirán la primera a las leches vegetales, ya que además de eliminar la grasa, crearán un estado de protección para los posibles vaivenes hormonales de las mujeres.

Si te gustan las cremas suaves, intenta dar lo mejor de ti con las cremas de puerros, que se podrá cocinar de manera muy fácil, creando una crema de zanahorias y estas verduras, agregando leche evaporada y miga de pan.

Lo mejor es que tras cocinar las cremas (las que lleven salteados o procesados) dejes templar la preparación para que no pierda sabor pero sí para que se pueda refrigerar durante al menos una hora y media, sin problemas de que fermente.

A la sopa de tomate, por ejemplo, puedes añadirle un hilo de aceite de oliva, mientras que a las otras un chorrito pequeño de vinagre o un hilo de nata, les va genial.

El mejor momento para agregar el ajo negro, es cuando mezcles todos los ingredientes, cortando los dientes de ajo en trocitos menudos, la sopa mejorará notablemente, ya que tendrá un aroma mucho más intenso y un sabor más dulzón y exótico, en resumen, el sabor umami.

Ángel Montero -Técnico en dietética y nutrición-entrenador personal acreditado

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies